Daniela Venieri 5/01/18

Claves a la hora de fomentar la creatividad

Aunque no lo creamos, todos somos creativos.

Sí, así es, la creatividad no se trata de un “don divino” con el que solo algunos privilegiados nacen, sino una capacidad en común que todos tenemos -aunque algunos la desarrollan más fácilmente- llamada por los antropólogos fluidez cognitiva. Simplemente debemos trabajar o fomentar nuestra creatividad y esforzarnos un poco más para lograr ser tan creativos como lo deseamos. Si nos tomamos más en serio este tema, probablemente descubriremos el alto potencial que tenemos y las grandes ideas comenzarán a fluir solas.

Para esto, en We Build It hemos preparado unos pequeños consejos que podrían ayudarte.

1. ¡No te dejes engañar! La pura creatividad no existe. Toda inspiración se basa en otra cosa, así que no tengas miedo de fijarte un poco en algo que te gusta, sobre todo al principio. Los grandes artistas siempre han comenzado emulando a sus ídolos.

Con esto no queremos decir que realices un plagio, sino que tomes algunas referencias interesantes y a partir de ahí te animes a crear algo increíble.

2. Rodéate de gente con más talento que tú y que esté dispuesta a ayudarte a avanzar. Trabaja con gente a la que admires y aprende de ellos.

3. Escucha y observa. Las mejores ideas son las que se pulen en grupo. Si tienes una idea, compártela y genera un feedback sin importar las críticas, éstas siempre serán valiosas y te dejarán un gran aprendizaje.

4. Utiliza todo tu cuerpo. Aunque actualmente todo se mueve de la mano de la tecnología, a veces también es importante y de gran ayuda utilizar un papel y un lápiz o tijeras y pinturas, dependiendo del caso. Mancharte o crear varios borradores a la antigua pueden ayudarte si no sabes por dónde comenzar. Recuerda que el trabajo creativo no es solo un proceso mental.

5. Crea una tormenta de ideas. Pero eso sí, no te pares en la primera idea que te llegue, en este proceso es mejor la cantidad que la calidad, ya después de tener varias piedras elegir y pulir.

6. ¡Desconéctate! La vida digital tiene muchas ventajas, sin embargo, es un poco difícil encontrar a tu musa cuando estás atendiendo tus redes sociales, viendo vídeos en YouTube o conversando por el grupito de whatsapp.

Así que toma un poco de tu tiempo para distraerte, toma aire fresco, haz algo que te guste pero que  no incluya la tecnología para lograr encender tu bombillo.

7. Evita las tendencias. Si quieres ser original, no sigas las modas porque obtendrás los mismos resultados que el resto. Haz lo que te gusta, busca tus propias referencias y asegúrate de estar en lo que te apasione sin importar que eso no sea parte de las tendencias actuales para poder sobresalir en el mundo creativo.

8. Aprovecha cada momento, incluso los aburridos. Cuando estás aburrido tu cerebro tiene el tiempo y el estímulo necesario para crear ideas que pueden pasar por alto cuando estás muy ocupado. Recuerda la frase célebre de Picasso: “La inspiración existe, pero te encontrará trabajando”.

9. Intenta formar hábitos creativos. A diario, intenta escribir algo, pintar un dibujo o hacer alguna manualidad. Puedes comenzar con algo pequeño, pero poco a poco será más significativo y te ayudará a ser constante e ir desarrollando tu creatividad.

10. ¡No pierdas el foco! Este es el tip más importante. Debes recordar siempre cuál es tu objetivo sin darle muchas vueltas al asunto, e intentando simplificar la situación. A veces menos es más.

Como puedes ver, la creatividad se basa en conocimiento, experiencia y práctica. Recuerda que todos nacemos con una capacidad creativa y que simplemente debe ser estimulada. Así que ¡No esperes más y comienza! No pongas excusas y anímate, lo importante es avanzar e ir mejorando día a día.